¿Es el embrión un ser humano?

Si bien la ciencia sostiene que cada nuevo ser vivo es sólo la continuación de la vida que comenzó en la Tierra hace millones de años, un texto como el diccionario de la Real Academia Española define al humano como un ser animado racional, lo cual ha traído innumerables controversias

RICARDO CERÓN / EL Universal

La vida de un ser humano, al igual que cualquier otro ente vivo, termina en el momento de su muerte, cuando su corazón, cerebro o signos vitales han dejado de funcionar; sin embargo, la humanidad sigue discrepando acerca de cuándo comienza la vida de una persona y, por ende, sus derechos.

Si bien la ciencia sostiene que cada nuevo ser vivo es sólo la continuación de la vida que comenzó en la Tierra hace millones de años, un texto como el diccionario de la Real Academia Española define al humano como un ser animado racional, lo cual ha traído innumerables controversias.

Durante miles de años los humanos han discutido y se han preguntado ¿es ilícito interrumpir un embarazo?, ¿siempre?, ¿a veces?, ¿nunca?, o ¿cómo decidir?

Entre las primeras tribus humanas de cazadores-recolectores no había prohibiciones contra el aborto, al igual que en las antiguas culturas griega y romana. Por el contrario, los asirios empalaban en estacas a las mujeres que trataban de abortar.

El Talmud (obra que recoge leyes y tradiciones judías) enseña que el feto no es una persona y, en consecuencia, carece de derechos.

Sin embargo, una de las mayores discrepancias se da dentro de la religión católica, aun cuando en el Antiguo como el Nuevo Testamento no aparece una sola mención que prohíba de modo específico el aborto.

Solamente en Éxodo 21:22-23 se menciona: "Si unos hombres se pelean, y uno de ellos atropella a una mujer embarazada y le provoca un aborto, sin que sobrevenga ninguna otra desgracia, el culpable deberá pagar la indemnización que le imponga el marido de la mujer, y el pago se hará por arbitraje. Pero si se produjeran otros daños, entonces pagará vida por vida (...)", fragmento que ha suscitado cierta polémica sobre si el producto es o no considerado un ente viviente.

A partir del Concilio de Vienne (Francia) en 1312, la religión católica postuló la idea de que el aborto era homicidio sólo después de que el feto estuviese ya "formado", aproximadamente hacia el final del primer trimestre.

Carl Sagan, en su libro Miles de millones , señala que cuando en el siglo XVII se examinaron los espermatozoides a través de los primeros microscopios, parecían mostrar un ser humano plenamente formado, lo cual resucitó la vieja idea de que el espermatozoide era un minúsculo ser humano.

Basado en este argumento, Sagan se pregunta si tal afirmación significa que la masturbación es un asesinato en masa, porque en ella se liberan centenares de millones de espermatozoides.

Esther Orozco Orozco, titular del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, precisó que fue hasta 1869 cuando el papa Pío IX estipuló que el aborto significa eliminar una vida humana. Antes de esa fecha la Iglesia católica decía que el feto se convertía en un ser con alma hasta después de 40 días de la concepción si era varón y 80 días si era mujer.

Sin embargo, basados en la defición del diccionario de la Real Academia Española, muchos especialistas se preguntan si la vida humana se adquiere cuando el embrión o feto tienen la capacidad de moverse, o quizás al momento en que se desarrolla el sistema nervioso, o tal vez, al iniciar la función cerebral o cuando comienza a latir el corazón.

Si uno mata deliberadamente a un ser humano se dice que ha cometido un asesinato. Si el muerto es un chimpancé (nuestro más próximo pariente biológico, con el que compartimos 99.6% de genes activos) entonces no lo es.

"Hasta la fecha, el asesinato se aplica sólo al hecho de matar seres humanos. Por eso resulta clave en el debate sobre el aborto la cuestión del momento en que surge la personalidad (o, si se prefiere, el alma). ¿Cuándo se hace humano el feto? ¿Cuándo emergen las cualidades distintivamente humanas?", comenta en su libro Carl Sagan.

Marcelino Cereijido, investigador del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) explica que para la ciencia la vida no es una cosa, sino un proceso que tiene su antecedente más remoto en el Big Bang, que dio origen al universo.

"En la Tierra la vida comenzó hace 3 mil 500 millones de años. Todo lo vivo depende o deriva de algo vivo. Sólo en México se discute la generación espontánea, cuando a los sacerdotes se les ocurre decir que la vida comenzó en algún momento específico.

"Si nos remitimos a que para ser humano debes ser racional -explica el científico-, entonces no deberíamos considerar a un bebé como un humano porque todavía no piensa. Sólo adquirirían la categoría de humanos hasta después de los dos años, en el mejor de los casos."

Alonso Fernández Guasti, investigador del Departamento de Farmaco biología del Cinvestav, señala que en el de sarrollo de un humano en el vientre materno se pueden identificar dos momentos importantes: la etapa de embrión -cuando se están desarrollando los diferentes órganos- y la fase de feto, cuando ya se tiene la apariencia humana y sólo se dedican a crecer.

Para la mayoría de los científicos y médicos el embrión se forma desde el momento en que el óvulo fecundado se une al útero y su periodo termina en la semana 12, cuando se han desarrollado la mayoría de los órganos, entre ellos el corazón y sistema nervioso, aunque hay algunos investigadores que ubican el fin de esta fase en la semana ocho, cuando se han formado las extremidades (piernas y brazos).

Esther Orozco precisa que desde el momento de la fecundación de un óvulo y hasta el día 14, sólo se registra una multiplicación de células madre pluripotenciales sin diferenciar, cada una de las cuales tienen el potencial de crear un ser humano.

Una vez instalado en el útero, este cúmulo de células madre, llamada blastocito, comienza a diferenciarse en tres diferentes capas: endodermo, que da origen a órganos como el tubo digestivo, hígado y vesícula. Otras células desarrollan la capa ectodérmica, que da origen al sistema nervioso y piel, y finalmente, una tercera línea celular crea el mesodermo, el cual forma el esqueleto, la musculatura y el aparato cardiovascular.

 

 

 

   
 
 
Derechos Reservados © Noticias de Puebla Tlaxcala 2006.
Política de privacidad. | Sitio hospedado en InterPlanet.
[Valid RSS]