Feria Internacional de la Lectura

Ciencia y Placer

Llegaron de todas las clases sociales, y salían con bolsas con libros, o las artesanías que realizaron en los talleres. Y con la cara pintada de gusto y alegría.

 

REDACCIÓN

 

Quizás el mayor logro de la Feria Internacional de la Lectura realizada del 15 al 18 de febrero, y organizada por el INAOE y el Consejo Poblano de la Lectura con el apoyo de casas editoriales, instituciones educativas, organizaciones sociales, artísticas, educativas y científicas, haya sido la libertad que se vivió por parte de los asistentes para jugar, aprender, leer, mirar, observar, y hacer aquello que cada quien deseara, o le gustara mas.

Desde juegos inflables para que los niños brincaran, si querían hacerlo, hasta comer con la familia en los jardines, como en un espléndido día de campo, cada quien podía disfrutar, sin ser agredido por restricciones molestas, ni inquisidores vigilantes.

Llegaron de todas las clases sociales, y salían con bolsas con libros, o las artesanías que realizaron en los talleres. Y con la cara pintada de gusto y alegría.

El sábado fue genial, entre los libros, los Pata de Perro, los Patita como los recuerdan muchos, y largas filas para que Julieta firma pusiera su autógrafo, con toda la paciencia del mundo.

“Yo escogí el Principito porque es muy bonito”, y mi hermano un libro que se llama México artes de papel. Luego en mi casa hicimos un montón de cosas.

“Era como una fiesta, me gustó mucho”. Los Pata fueron puntuales exclamó asombrada una mamá. Pusieron un telescopio y chicos y grandes, en el chiquito se veía saturno, pero como naranjita el aro, en el grande lo ves todito y es genial.

Los de dinero también se hicieron presentes y en cantidad, habían autos de lo mejor y por montones.

Aunque para muchos los precios de los libros eran caros para el bolsillo, la compensación fueron todas las actividades libres que pudieron hacer y que estaban organizadas para casi todos.

“El lugar un poco escondido, para llegar y nos pasamos. Un cartel muy pequeño decía FILEC, y que nos íbamos a imaginar que eso era Tonantzintla, así que nos pasamos y nos tuvimos que regresar, pero llegamos. El cartel no decía Feria internacional del libro. Sino FILEC.”

“Me encanta la vinculación de los libros y lo científico y con la música. Los Pata son otro mundo, dando explicaciones antes de la canción, eso me pareció muy bueno. Los chicos metidos en la música.”

No hubo que pagar. Había que hacer las filas largas en los telescopios, y se demoraba la cola. Una experiencia bonita. El niño decía “ lo que veo es un punto blanco”, pero le decía el asistente, “ ve algo mas, observa mas cosas, tranquilo”. Y cada uno solo pudo estar como dos minutos, pero luego de nosotros, los niños volvieron a pedir y pasaron otra vez, pero, claro, eran demasiadas personas y las colas gigantescas.” Pero muy agradable, muy lindo t odo.

 

“Era como una fiesta, me gustó mucho”, exclamó asombrada una mamá. “Pusieron un telescopio y chicos y grandes, en el chiquito se veía saturno, pero como naranjita el aro, en el grande lo ves todito y es genial”.

 

 

 

 

   
 
 
Derechos Reservados © Noticias de Puebla Tlaxcala 2006.
Política de privacidad. | Sitio hospedado en InterPlanet.
[Valid RSS]